Esta es una ruta sin guía; una ruta no oficial motivada por el descubrimiento de una casa misteriosa en Olhão, que apareció en nuestro camino dirección a Faro.

Esta “casa del terror” asoma sus pinceladas al borde de la carretera (Estrada Nacional, 125), rodeada por edificios comunes. No pinta nada ahí, no está en armonía con su entorno y sin embargo, parece ser la única que tiene el derecho de estar ahí, como una reina destronada y sustituida por vulgares farsantes.

graffitis olhao

Nada más verla paramos donde pudimos y nos lanzamos corriendo a su sombra, admirados por su majestuosidad y sobre todo, por los graffitis que la decoraban.

Al parecer, grandes artistas decidieron vestirla de gala, pero con uno de esos vestidos que llaman la atención por no cumplir con las normas estéticas y sin embargo, iluminan toda la estancia con su sola presencia.

vivenda victoria

vivenda victoria vivienda victoria

Esta mansión, a la cual nosotros llamamos “la casa del terror” por recordarnos sus formas a las tantas mansiones que salen en el cine de terror y por estar abandonada, tiene pintadas tres de las cuatro fachadas que la forman y en sus ventanas se pueden ver los restos de los artistas que estuvieron ahí.

graffitis olhao

En ellas se pueden ver pinturas espeluznantes, modernas, caóticas y algunas de ellas tan reales que tienes que acercarte para comprobar por ti mismo que es una pintura y no una fotografía.

Seguramente sus antiguos dueños estarían escandalizados de que su preciosa mansión, su “Vivienda Victoria” construida en 1918 estuviera en este estado. Aunque no sé si lo estarían más por verla llena de graffitis o en el estado en el que el Ayuntamiento la ha dejado, a pesar de que la cedieran al Ayto. De Olhão para que no fuera demolida pero sí recuperada.

Es una pena que las instituciones no se hagan cargo de los edificios históricos de sus ciudades pero el caso de la Vivienda Victoria no es el único, como pudimos ver en varios puntos de la geografía portuguesa.

olhao vivienda victoria

Motivados por una dirección que había escrita en la puerta principal de la mansión, salimos en busca de más obras como ésta. No volvimos a encontrar nada semejante y aunque encontramos la dirección, no había nada esperándonos en ella (a menos que nos hayamos saltado algún detalle).

Sin embargo, sí que encontramos muchísimos otros murales. Pudimos ver arte callejero en barrios en los que nos daba miedo incluso salir del coche y otros por calles y callejones que pasarían desapercibidos para muchos. Pero indiferentemente de dónde estuviesen, su sola presencia nos obligaba a pararnos ante ellos y admirasemos ese trabajo.

Por lo visto, los mejores grafiteros de Portugal se dieron cita en octubre del 2014 en esta ciudad para vestirla con sus pinceladas y de ahí surgieron varios de los murales que hemos podido ver, siendo “la casa del terror” la obra maestra.

olhao Olhão Olhão Olhão graffiti

graffiti olhao

Con total seguridad nos habremos dejado muchísimos graffitis sin descubrir pero queríamos dejaros algunos de los que vimos para que veáis con vuestros propios ojos que merece la pena una visita a Olhão, aunque sólo sea para perderos por sus calles e intentar encontrar arte en sus fachadas.

Como descubrimos en más de una ocasión a lo largo del viaje, los lugares que fuimos descubriendo por casualidad son los que más no han conquistado y los que mejores recuerdos nos han dejado. Pero eso es parte de la magia de viajar, ¿no es así?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial